Los 9 mandamientos del rubor


El rubor o blush es uno de los productos de maquillaje infaltables para toda mujer, ya que con pequeños toques cambia por completo el rostro

Ver más: Errores con el rubor que deberías evitar

Este producto tiene como función resaltar los rasgos y conseguir un aspecto más joven y saludable. Sin embargo se tiene que tomar en cuenta varios puntos importantes como la elección del color y la aplicación. Por ese motivo te presentamos los mandamientos del rubor.

  • Utiliza rubor dependiendo del color y tipo de tu piel. Es muy importante identificarlo, ya que de lo contrario podría arruinar completamente tu maquillaje. Las mujeres con cutis normal o seca deben usar rubor en crema. Pero si es grasa es recomendable en gel, aunque en polvo también se puede aplicar en pieles grasas o normales.
  • Al aplicar el rubor se tiene que sonreír. Esto hará más sencillo encontrar justamente donde se encuentran las manzanas de las mejillas, a partir de ahí se tiene que distribuir hasta la sien.
  • Aplica polvo traslúcido antes y después de maquillarte. Este truco permitirá que tu maquillaje dure todo el día y se mantenga uniforme. Otro tip para que dura más tiempo es usar rubor en crema, luego una capa de polvo traslúcido y finalmente aplicar el colorete en polvo.
  • Aprende a aplicarlo según tu forma de la cara. Para los rostros redondos se tiene que aplicar rubor en la parte superior de la oreja. Mientras que las caras alargadas se tiene que hacer énfasis en las manzanas de las mejillas y difuminarlo hasta la altura de las orejas.
  • Para suavizar los rostros cuadrados se tiene que aplicar rubor en línea diagonal desde la parte superior de la oreja. Y por último, las caras en forma de corazón deben usar rubores suaves y poco definidos en las mejillas.
  • Aplica una base antes del rubor. De lo contrario se verá como una mancha en el rostro lo cual no se verá nada bien. Antes se tiene que utilizar un maquillaje líquido de manera uniforme, luego el rubor.
  • Elige la brocha correcta para aplicarlo. No todas tienen el mismo funcionamiento, es importante que identifiques cuál es la adecuada para tu rostro.
  • No olvides el iluminador. Aplicar un poco de este producto ayudarás a resaltar y acentuar mejor el rubor.
  • Selecciona un labial perfecto. Evita que sea muy similar al rubor, puesto que se perderá el efecto.

Por Yessica Mardelli