Prueba el sabor único de la pechuga rellena


Un verdadero oasis de sabor con la fusión de ingredientes de temporada. Pechuga de pollo rellena de queso de cabra con salsa de orejón de calabaza.

Ver más: Sándwich para un día de picnic

-Ingredientes:
3 cucharadas de cebollín finamente picado

1 cucharada de pimienta roja triturada

Sal y pimienta (en cantidad al gusto)

4 pechugas de pollo medianas sin hueso cortadas en forma de mariposa

200 gramos de queso de cabra


1 cucharadita de aceite de oliva

– Para la salsa de orejones de calabaza:
1 taza de orejones de calabaza

2 tazas de agua caliente

1 echalote sin piel finamente picado

4 tomates deshidratados

1/4 taza de vino blanco

1/2 taza de crema espesa ácida

Sal y pimienta (en cantidad al gusto)

– Para los frijoles al balsámico:
2 tazas de frijoles negros cocidos

1 cucharada de aceite de oliva virgen

1/2 taza de vino tinto

1/2 taza de vinagre balsámico

1/2 taza de zanahoria cortada en julianas gruesas

Sal y pimienta (en cantidad al gusto)

Preparación:
– Mezclar el queso de cabra con el cebollín, pimienta roja y sal y pimienta. Reservar.
– Para la salsa de orejón de calabaza, hidratar los orejones en agua caliente durante media hora.
– En una sartén saltear el echalote, agregar el tomate deshidratado, dejar cocinar un poco y luego añadir los orejones de calabazas escurridos y picados. Remover muy bien la mezcla. Añadir el vino blanco, la crema y salpimentar.
– Dejar en el fuego hasta que el vino se haya evaporado y licuar muy bien.
– Para los frijoles, freírlos un poco con aceite de oliva, incorporar vino tinto, vinagre balsámico, bajar el fuego y cocinar unos 5 minutos.
– Agregar la zanahoria hasta que se suavice. Sazonar con sal y pimienta. Reservar.
– Para las pechugas rellenarlas con la mezcla de queso de cabra y sellar por ambos lados a fuego medio, volteando constantemente para que la cocción sea pareja.
– Al servir, colocar en el centro de un plato extendido una porción de la salsa de orejones y sobre ésta la pechuga rellena. Acompañar con los frijoles y las zanahorias. Decorar con pétalos de flores de palma y tallos de cebollín.

 

Escrito por
Más de Diana García