Lo que debes saber de las náuseas matutinas


Al contrario de lo que su nombre indica, las náuseas matutinas no se limitan a las horas entre la media noche y media tarde. Así es, cuando estás embarazada, puedes tener ascos durante el día… sin importar la hora o el día.

Ver más: ¿Puedes estar embarazada y no saberlo?

El 50% de las mujeres se ven afectadas por esto. Por eso, mientras que hay mujeres que batallan con el vómito durante sus 9 meses de embarazo, hay otras que jamás sufrieron del impulso. Cada mujer y embarazo es diferente, así que todo puede ser una sorpresa.

¿Por qué la discrepancia? Los expertos siguen sin saber la razón exacta detrás de las náuseas matutinas. Con eso dicho, hay varios factores que pueden contribuir a su aparición. Las mujeres más propensas a tenerlas son: las que han tenido náuseas en el embarazo anterior, embarazo de gestación múltiple, embarazo anormal/molar (cuando el óvulo fertilizado se convierte en un tumor, en lugar de un embrión). También es cuestión de genética; si tu mamá tuvo náuseas durante su embarazo, es posible que pases por lo mismo.

Las hormonas son otro factor a considerar; hay incrementos rápidos de hormonas: estrógeno y progestina, y particularmente la hormona del embarazo, gonadotropina coriónica humana. Se cree que algunas mujeres son más sensibles al incremente rápido de estas hormonas. De hecho, hay estudios que demuestran que las náuseas matutinas pueden reflejar un mecanismo evolutivo protectivo a través del cual se protege el feto contra ciertos alimentos que la mujer ingiere durante el punto más vulnerable de gestación.

Las mujeres que experimentan estas náuseas, usualmente lo hacen alrededor de las semanas 5 y 6 del embarazo. Empeoran hasta la semana 9 y a partir de ahí empiezan a disminuir. Sin embargo, cada embarazo es diferente, así que todo puede suceder.


Aunque no hay estrategias para prevenir completamente las náuseas, hay métodos para combatir la sensación de mareo. En primera tienes que comer frecuentemente, así como tomar agua carbonatada en dosis pequeñas. También se recomiendan comidas ricas en carbohidratos y con pocas grasas (plátano, arroz) y galletas saladas.

Aparte de cambios alimenticios, los expertos recomiendan Vitamina B6, jengibre ¡y hasta acupuntura!

Y aunque los vómitos no son saludables, son un indicador positivo de una buena salud para el bebé.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Más de Silvia Sánchez

Lo que debes saber sobre los ácaros

Conoce mas sobre estos pequeños bichos
Leer más