Alimentos para mejorar la vista


La opinión científica de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria asegura que existe una relación causa-efecto entre la ingesta diaria de DHA (El ácido docosahexaenoico es un ácido graso de la serie omega-3) y el mantenimiento del normal funcionamiento del cerebro y de la visión. Por otro lado, los ácidos grasos omega 3 tienen también efectos saludables en el funcionamiento del cerebro y de la vista. Algunos especialistas señalan que tienen una función preventiva en la degeneración macular del ojo.

Ver más: Alimentos contra la depresión

La degeneración macular relacionada con la edad es la causa más común de ceguera entre las personas de edad avanzada, seguido de las cataratas

Los alimentos enteros que refuerzan la salud ocular y protegen de la degeneración macular relacionada con la edad incluyen a la grosella negra, el arándano, los vegetales coloridos y de hoja verde, así como yemas de huevo provenientes de gallinas criadas con granos orgánicos.

Los ácidos grasos DHA se concentran en la retina del ojo y ofrecen un respaldo estructural para las membranas celulares que protegen el funcionamiento de la retina. Consumir alimentos ricos en grasas omega 3, como el salmón, podría ayudar a retardar la aparición de la degeneración macular relacionada con la edad.

1.  El salmón

Contiene astaxantina, que es uno de los nutrientes más importantes en la prevención de la ceguera, la experta en nutrición Fernanda Alvarado, quien colabora en nuestra sección impresa del suplemento Menú de El Universal, asegura que es fuente importante de proteínas y Omega 3.


2. Los cítricos

También son aliados de la vista puesto que contienen un alto contenido en vitamina C, la cual es la indicada de fabricar el colágeno de los músculos de alrededor de nuestros ojos. Además, esta vitamina ayuda a la absorción de los nutrientes de los alimentos y de las otras vitaminas que debemos adquirir para nuestra salud ocular.

Podemos consumir cítricos como postre, tentempié o zumos, aunque es recomendable tomar la pieza de fruta entera entre las comidas para absorber mejor sus vitaminas y nutrientes.

3. Las zanahorias 

Son las más famosas para mejorar nuestra visión y eso se debe porque contienen la vitamina más importante para nuestra salud ocular: la vitamina A. Ésta es la encargada de facilitarnos la visión en la oscuridad más profunda. Es tan importante que si llegamos a carecer de ella, podríamos quedarnos ciegos

Normalmente a los niños no suele gustarles mucho este vegetal pero no tienen por qué comerlo solo: podemos disimularlo dentro de una lasaña o untarlo con queso

4. Frutos secos

Cacahuates, nuecespistaches, todos son una gran fuente de nutrientes para nuestra salud en general. Al contener vitamina B ayudan a fortalecer nuestra visión y a prevenir su pérdida al reforzar los músculos del globo ocular.

Si no te gusta comerlos solos como tentempié puedes añadirlos a tus ensaladas o como guarnición de tus cortes de carne.

5. Yema de huevo

El color amarillo se debe al rico contenido de luteína y zeaxantina, dos pigmentos carotenoides que ayudan a prevenir la degeneración macular, una de las principales causas de ceguera relacionada con la edad, también reduce el riesgo de cataratas. Un estudio publicado en The Journal of Nutrition reveló que consumir seis huevos a la semana durante 12 semanas aumenta los niveles de zeaxantina en sangre y mejora la densidad óptica del pigmento macular

6. Verdura de hoja verde

Nuestra nutrióloga de la casa recomienda las verduras de hoja verde, ya que ayudan a prevenir las enfermedades de la vista como la degeneración macular, una condición que causa daño paulatino a la retina, resultando en una pérdida gradual de la vista. Algunas de ellas son la col verde, la espinaca y la lechuga romana. Eso es porque contienen luteína y zeaxantina, dos nutrientes importantes que tienen funciones antioxidantes en el cuerpo y ayudan a prevenir el daño celular.

7. Las frutas rojas 

Las frambuesas, las cerezas o los arándanos son idóneos para el mantenimiento y reparación de la retina, mejorando así la adaptación y captación de la luz, ya que producen antocianidinas que son las encargadas de mejorar el flujo sanguíneo de nuestra visión

Fuente: GDA/El Universal/México

Foto: Archivo Eme de Mujer

Más de Silvia Sánchez

Lo que debes saber sobre los ácaros

Conoce mas sobre estos pequeños bichos
Leer más