Abdominales de acero en solo 4 minutos


Tener un abdomen tonificado es un sueño común, pero también es la aspiración que menos se cumple.

Ver más: Baja de peso ¡sentada!

Ya sea por falta de tiempo o poco compromiso, las personas no realizan ejercicios para conseguir la musculatura deseada. Sin embargo, el preparador físico español Gonzalo Maganto asegura que se puede conseguir un abdomen de sueño con el reto de los 4 minutos.

“Lo más importante a la hora de realizar una serie de abdominales perfecta es controlar el suelo pélvico”, explicó Maganto al portal El País.

Para ello creó la serie de videos de ICON El reto de los 4 minutos, en el que el preparador explica que un breve lapso al día son suficientes para cambiarlo.

“Hacer ejercicio nos mantiene sanos y no nos quita mucho tiempo. Es cuestión de organizarse”, afirmó.

Realizar abdominales es uno de los ejercicios más comunes y fáciles, sin embargo, aunque no lo creas es uno donde se cometen más errores al hacerlo ya que las personas asimilan el dolor con la eficacia.


“Cuando realizamos series de abdominales debemos tener en cuenta la norma del no dolor. Si al hacer los ejercicios nos duele la espalda, el cuello o en general la zona trasera, es que algo estamos haciendo mal y es mejor parar. Si notamos presión en el transverso, la cintura, los oblicuos o el abdomen (la parte delantera) es normal, lo estamos haciendo bien”, explicó Maganto.

El error más común es estirar del cuello al subir, para enmendarlo se tiene que colocar las manos detrás de la cabeza, así se evita que el cuello sufra toda esa tensión. Además se tiene que controlar la respiración y la velocidad al realizar abdominales, ya que menos es más.

Por último, el preparador físico también explica que de nada sirve realizar miles de abdominales si no se cambia de dieta.

“Una persona con un ligero sobrepeso puede hacer muchos y tenerlos duros pero no se le van a notar. La dieta es indispensable”, afirmó.

Para ver la forma correcta para hacer los abdominales según Maganto, visita este link.

Por Yessica Mardelli

Escrito por
Más de Diana García