Tipos de entrenamiento: descubre los efectos de cada uno


Una cosa está clara: cualquier entrenamiento que lleves a cabo te ayudará a estar en mejor forma. Son muchos los estudios que se han realizado para determinar los efectos la  actividad física en el cuerpo: algunos desarrollan la agilidad o la fuerza mientras que otros aumentan la resistencia o la velocidad. Sin embargo, no siempre te cuentan cómo influye el ejercicio en la mente humana

Ver más: 10 mitos y realidades del ejercicio con pesas

ABC del fitness: tendencias en ejercicios

¿Te has preguntado alguna vez cuáles son los efectos psicológicos de los diferentes tipos de entrenamiento? A continuación, englobamos las dos grandes ramas en las que podemos clasificar las actividades físicas y te explicamos los beneficios que te aportan:

Entrenamiento aeróbico o cardiovascular. Abarca los ejercicios más comunes como caminar, trotar, correr, bailar y montar bicicleta. Además de ser fundamental para entrar en calor al momento de comenzar nuestras rutinas en el gimnasio y ayudarnos a quemar grasa de forma rápida y efectiva, mejora las habilidades cognitivas, como la capacidad para aprender cosas nuevas; ayuda a deshacernos del estrés y el cansancio, aumenta el autoestima y elimina los estados depresivo o irritables.

Entrenamiento anaeróbico o de fuerza. Abarca los ejercicios en los que el esfuerzo físico es mayor y el manejo del peso es un punto clave, como el levantamiento de pesas, los abdominales y las flexiones. Además de representar una excelente forma de ganar masa muscular y tonificar todo nuestro cuerpo, estos tipos de entrenamiento también nos ayuda a desarrollar la confianza; liberar endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, mantener un estado mental optimista de la vida y mejorar mucho la concentración.

Imagen: Archivo Eme