Guía para una espalda saludable

espalda
espalda

Tu espalda es literalmente el sistema de apoyo de tu cuerpo. Está compuesto de más de 30 huesos y cientos nervios, ligamentos, músculos y tendones que, de no recibir el cuidado adecuado, terminan siendo vulnerables.

Ver más: Detén el dolor de espalda antes de que empiece

Las mujeres son particularmente más susceptibles al dolor porque cargan con mayor peso durante el día; desde los hijos, hasta las bolsas del mandado. Sin mencionar que perdemos y ganamos peso a través de los años, debilitando así nuestros músculos de la espalda. Lo único bueno de esta situación es que los problemas de la espalda son fáciles de resolver, siempre y cuando te conozcas nuestra guía.

Tensión muscular

La parte baja: Las distensiones musculares son en realidad pequeñas heridas en, o el estaramiento de, fibras musculares. También son la razón principal del dolor de espalda.

Cómo se siente: Una rigidez o dolor que empeora con la actividad (incluyendo movimientos pequeños como doblarse a recoger algo).

La causa: Un movimiento repetitivo o simplemente sentarse. Las mujeres que pasan todo el día sentadas, colocan mucha presión en sus espaldas. Si tampoco hacen ejercicio, pierden fuerza en ella. Cuando realizan actividad muscular fuera de lo normal, ponen tensión en los músculos.


La solución

  • Cada hora durante las primeras 24 horas, luego cada par de horas por las siguientes 24: Coloca hielo en la tensión durante 15 minutos para reducir la inflamación (el calor sólo incrementará la inflamación)
  • Cada 2 horas (mínimo): estira y mueve gentilmente.
  • Cada 4 a 6 horas: Prueba un antiinflamatorio como ibuprofeno. Sigue las direcciones del medicamento.
  • Después de 48 horas: Si el dolor n o mejora, consúltalo con tu doctor.

Discos abultados o herniados

La parte baja: Cuando los discos en tu columna empiezan a degenerarse con el tiempo, pueden abultarse o herniarse; a veces comprimen los nervios alrededor.

Cómo se siente: No podrías sentirlos en lo absoluto. No todos los discos herniados causan síntomas. Pero si la parte del disco sobresale fuera del canal espinal, cerca o tocando un nervio, puede provocar un dolor que se extiende hasta la pierna.

La causa: El desgaste normal de tu cuerpo. Las mujeres reportan dolor medio a sus 20s y 30s, pero entre más recen y los discos se secan y degeneran más, se experimentan molestias más persistentes.

La solución: En la mayoría de los casos, el dolor desaparece después de 8 a 12 semanas de tratamiento con antiinflamatorios y terapia física. Si el dolor es severo, podría inyectarse cortisona, la cual disminuye la inflamación alrededor del nervio.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Más de Silvia Sánchez

Lo que debes saber sobre los ácaros

Conoce mas sobre estos pequeños bichos
Leer más