Beneficios de las mascotas para los niños


El valor de la responsabilidad es sin duda el que más desarrollan los niños, cuando desde temprana edad conviven a diario con una mascota
Los animales domésticos son un elemento importante para el desarrollo de los niños tanto en el aspecto físico como afectivo.
Si los pequeños crecen al mismo tiempo que las mascotas, es decir, que el cachorro llegue a casa cuando el pequeño tiene entre 3 y 4 años de edad, los niños tienen mayores probabilidades de desarrollarse sin problemas de estrés, reporta un artículo de la revista en línea Somos Padres.

Ver más: Los perros reducen el riesgo de asma en los niños

Autoestima y socialización
El lazo afectivo que establecen los niños con sus perros, gatos, ratones y otro tipo de animales contribuye al aumento de la autoestima.
La comunicación entre niños y animales es mucho más sencilla, porque la mascota responde a los impulsos y al trato; así, el pequeño aprende que si lo lastima, el perrito lo morderá.
En el caso de los cachorros lo ideal es llevarlos a casa cuando tienen entre 7 y 8 semanas de edad, porque este es el tercer periodo, el de socialización; es decir, cuando se presenta el reconocimiento del grupo social y en el que el perro aprende a convivir con otras especies, entre ellas, el ser humano.
Otra de las ventajas de que niños y mascotas maduren simultáneamente es que los límites para ambos son muy claros: los chicos aprenderán a respetar otras formas de vida y los cachorros a comportarse correctamente dentro y fuera de casa.

Elegir de manera inteligente una mascota, puede auxiliarle con algunos problemas:
– Timidez. Un niño que es tímido puede hablar con la mascota; comienza a socializar, empieza a hacérsele una costumbre platicar con alguien.
– Actividad reducida. Si el menor es pasivo, una perro le inyectará una dosis elevada de actividad física. Lo hará correr y caminar y lo pondrá a jugar.
– Hiperactividad. Ahora que si el niño es muy activo, entonces, una mascota es ideal para seguirle el paso y superarle.

Escrito por
Más de Diana García