Personas con mayor riesgo de una deficiencia de Vitamina D


Dependiendo de donde vivas, es posible que no recibas suficiente Vitamina D. No parece la gran cosa ahora, pero una deficiencia de Vitamina D está relacionada con varias preocupaciones de salud, incluyendo un gran aumento de Alzheimer, diabetes, osteoporosis y enfermedades cardíacas.

Ver más: ¿Las vitaminas afectan tu peso?

Y si te diagnostican con cáncer de mama o próastata, tus probabilidades de supervivencia son menores que las de una persona con suficiente vitamina D.

Adultos con más de 55 años

El envejecimiento tiene sus ventajas… pero también sus desventajas. Con el paso de los años, algunos dejamos de movernos lo suficiente, así que pasamos menos tiempo fuera de casa. Eso quiere decir que recibimos menos vimitana D del sol.

Oficinistas

Si eres de las que trabaja 8 horas en una oficina (o más), es posible que llegues al trabajo cuando el sol apenas se está poniendo, y termines tu jornada laboral al anochecer. Por culpa de esto, tu exposición al sol, y por ende, a la vitamina D, es mínima.


Personas con piel oscura

Varios reportes demuestran que las personas con pieles oscuras tienen menores niveles de Vimina D. Esto sucede porque tienen más melanina en la capa externa de su piel, la cual dificulta la producción de Vitamina D en el cuerpo.

Quienes tienen enfermedades intestinales

La vitamina D es soluble a las grasas, lo cual quiere decir que su absorción depende de la habilidad intestinal de absorber la grasa. Sin embargo, la mala absorción de las grasas ha sido asociada con enfermedades intestinales como Crohn y colitis ulcerosa.

Veganos y vegetarianos

Muchos alimentos que naturalmente contienen Vitamina D son productos animales como salmón y la yema del huevo. Y muchos alimentos fortalecidos con este nutriente son lácteos (leche y yoghurt). Así que no sólo los veganos y vegetarianos se ven afectados, sino también los intolerantes a la lactosa.

¿Y entonces?

Si tienes una deficiencia de Vitamina D, sólo tienes que ajustar tu dieta y empezar a tomar suplementos. Sin embargo, esto es algo que debes consultar con tu médico, pues sólo él podrá recetarte un tratamiento adecuado de acuerdo a tus necesidades.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Más de Silvia Sánchez

Lo que debes saber sobre los ácaros

Conoce mas sobre estos pequeños bichos
Leer más