Ritual para un détox mañanero

despertar
despertar

Tu cuerpo te tratará bien si tú lo tratas bien primero.

Ver más: Todo lo que debes saber de TU cuerpo

Si comes bien y haces ejercicio de manera regular, no necesitas desintoxicarte de ninguna manera. No hay nada natural en matar de hambre a tu cuerpo por un día o una semana. Tu cuerpo, por naturaleza, se desintoxica cuando comes correctamente y en proporciones adecuadas. Y esto puedes hacerlo ¡todas las mañanas!

  • Ejercicio mañanero: Pues sí, el ejercicio es inevitable. Puedes incorporar movimiento extra en tu rutina mañanera todos los días. Tal vez subiendo las escaleras en lugar de tomar el elevador o subirte a la bicicleta unos 15 minutos. Al acelerar tu ritmo cardíaco, tu metabolismo será el primer afectado, ¡y estarás feliz todo el día!
  • Desayuna algo saludable: Nuestras madres no mentían cuando decían que el desayuno es la comida más importante del día. Darle a tu cuerpo la gasolina apropiada es el primer paso para tener un buen día y rendir hasta la madrugada . Y por si tienes tus dudas, el desayuno completo incluye: proteína, frutas y verduras.
  • Apégate a tu alarma: Uno de los primeros pasos para un détox natural es levantarte al primer timbre de tu alarma. Sabemos que el botón de ‘snooze’ es tentador, pero tu cuerpo estará más cansado si lo dejas iniciar un ciclo de sueño nuevo y no lo dejas terminar. Y no sólo tu cuerpo saldrá perjudicado, sino que tampoco tendrás suficiente tiempo todas las mañanas.

  • Agua de limón: El limón no solamente es bueno para los resfriados, también estimula la digestión, libera toxinas del hígado y te da un buen empujón de vitamina C. Para un mejor efecto desintoxicante, puedes agregarle a tu agua un poco de vinagre de manzana orgánico.
  • Té verde: Agrégale a tu desayuno saludable una taza de té verde para acelerar tu metabolismo. Si eres amante del café, no te preocupes, el té verde también tiene cafeína, así que no sufrirás por falta de energía 
  • Limpia tu lengua: Sonará asqueroso, pero es muy importante que, cada vez que te laves los dientes, limpies perfectamente tu lengua. Al hacer esto todas las mañanas, removerás las bacterias que promueven una mala digestión durante el día.
  • Cepilla tu piel: ¿Tienes un cepillo para piel? Porque sabemos que son caros, pero son muy útiles para mejorar la circulación. Y no sólo eso, cepillar la piel reduce la celulitis, el drenaje linfático y hasta promueve la digestión. Sólo tienes que cepillar tu piel en movimientos circulares desde fuera hasta tu corazón.

Foto: Archivo Eme de Mujer


Más de Silvia Sánchez

Lo que debes saber sobre los ácaros

Conoce mas sobre estos pequeños bichos
Leer más