Lo que debes comer para un corazón sano


A diario un adulto no debería consumir, en promedio, más de 2000 calorías. Aumentar esta cantidad constantemente podría traernos graves consecuencias que podrían afectar nuestra salud, derivando incluso en enfermedades cardíacas. Sin embargo, existen ciertos alimentos que de por sí pueden llegar a afectar nuestro corazón si es que son consumidos en exceso.

Ver más: Hábitos alimenticios que debes dejar ¡ya!

  • Pizza.

    Comer una rebanada puede contener hasta 2/3 del límite de grasas saturadas. Pero, muchas personas suelen consumirla como un antojo. Si ese es tu caso, evita pedir queso extra o aumenta vegetales a tu orden.

  • Alcohol.

    Las calorías que se encuentran en el alcohol no tienen ningún valor nutricional, contribuyen a que aumentes de peso y elevan tu presión arterial. El efecto diurético (que provoca la eliminación de agua y electrolitos en el organismo) hace que se pierdan minerales importantes para el corazón.

  • Carne roja.

    No es necesario que las desaparezcas completamente de tu alimentación. Sin embargo, deberías considerar la moderación de su consumo, ya que estas tienen una alta dosis de grasas saturadas.

  • Grasas trans.

    Múltiples empresas han eliminado las grasas trans de sus productos. Sin embargo, estas siguen estando presentes en alimentos tales como snacks empacados, productos horneados, margarina, entre otros. Estos ácidos grasos, baratos y capaces de hacer que la comida dure más tiempo, incrementa el LDL, conocido también como el colesterol malo.

  • Mantequilla o margarina.

    Se recomienda disminuir su consumo, ya que estas aumentan el riesgo de ataques cardíacos. Su principal efecto es obstruir las arterias y puede aumentar el riegos de sufrir accidentes cerebrovasculares.

  • Carnes procesadas.

    Los embutidos, carnes secas o enlatadas son altamente perjudiciales para nuestra salud coronaria (arterias). Todos esos alimentos son producidos utilizando grandes dosis de sodio y preservantes para su conservación.

  • Gaseosas.

    Su alto consumo está relacionado a la hipertensión y aumento del colesterol, además de la obesidad y el sobrepeso. Según un reciente estudio, los hombres que toman una bebida azucarada a diario tiene un 20% más de posibilidades de sufrir un ataque cardíaco.

  • Comida Frita.

    Ten cuidado con la comida que consumes en la calle. Muchas veces para su preparación se reutiliza el aceite, lo que hace que que este sea cada vez más saturado. Cómo y en qué se fríen los alimentos puede hacer una gran diferencia. Se recomienda usar aceite de oliva.

Más de Silvia Sánchez

Lo que debes saber sobre los ácaros

Conoce mas sobre estos pequeños bichos
Leer más