Tips para proteger tu memoria

memoria
memoria

A todos nos ha pasado: te detienes en frente de la tienda y tratas de recordar exactamente qué era lo que buscabas. O de repente se te olvidó el nombre del encargado de las copias, ¿era pepe? ¿toño? ¿Orlando Bloom? ¿Y dónde diablos dejaste esas llaves? Es normal ser distraída, especialmente si tienes mucho en qué pensar.

Ver más: Té de menta para mejorar la memoria

Y aunque en realidad no tengas que preocuparte por tu memoria ahora, hay investigaciones que demuestran que la falta de memoria puede empezar a principios de los veintitantos… y continúa deteriorándose con la edad.

Come pan tostado en las mañanas

Saltarte un par de carbohidratos puede ser dañino para tu memoria. Según un estudio americano, la gente que elimina los carbohidratos de su dieta, tiende a realizar tareas sencillas de memoria con mayores complicaciones. Tal vez tu peso diga lo contrario, pero tus neuronas necesitan carbohidratos, para producir glucosa.

Toma una clase de kickboxing

El ejercicio incrementa la circulación de la sangre, convirtiendo así la glucosa en gasolina. Y, de hecho, puedes aprender vocabulario un 20% más rápido después de hacer ejercicio de alta intensidad, como el kickboxing o el HIIT.


Haz una búsqueda en la web durante el lunch

Gastar una hora al día viendo la web por algo que te interesa (como buscar lugares para vacacionar), puede estimular la parte del lóbulo frontal que controla la memoria a corto plazo. Los circuitos neuronales involucrados en la toma de decisiones y habilidades verbales se vuelven muy activos cuando se hace una búsqueda en internet.

Toma un poco en la cena

Aunque tomar mucho alcohol puede provocar la pérdida de memoria, un nuevo estudio descubrió que beber en moderación puede disminuir el riesgo de problemas de memoria. Los investigadores creen que las propiedades antiinflamatorias del alcohol pueden ser la razón. O podría ser que la gente que bebe con moderación tiende a tener un estilo de vida más saludable.

Hilo dental antes de dormir

Es bueno para tu sonrisa, pero también para tu mente. Cuando no usas hilo dental, tus encías se inflaman, facilitando la entrada de malas bacterias a la sangre. Una vez en la sangre, las bacterias pueden causar inflamación en el cuerpo, incluyendo el cerebro, lo cual puede provocar disfunción cognitiva.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Más de Silvia Sánchez

Lo que debes saber sobre los ácaros

Conoce mas sobre estos pequeños bichos
Leer más