Trucos para evitar los cambios de humor


Nada es peor que empezar el día con buen humor y de repente llegar a la oficina con un estado de ánimo del infierno. Al final del día todos lidiamos con cambios emocionales, pero si notas que tu humor fluctúa más de lo que te gustaría, hay trucos que puedes aprovechar para evitarlo.

Ver más: Señales de que tus cambios de humor son algo más serio

Para algunos, cuando escuchamos “cambios de humor,” pensamos en un desorden bipolar o periodo menstrual. Sin embargo, no tienes que tener un desorden psicológico para experimentar cambios de humor, pues son lo más normal del mundo… a veces.

Lleva un registro

Lleva un diario y checa qué tantas fluctuaciones de humor sufres durante el día. Y al final de cada jornada, identifica las emociones que viviste a lo largo del día. Hazlo por una semana y podrás darte cuenta qué emociones son las más dominantes y si alguna vez te sentiste controlada por ellas.

Duerme

Qué tan descansada estés puede determinar cómo lidiarás con tus emociones. Entre más cansada estés, más dificultad tendrás para manejar tus emocionas y tenerlas en control. Cuando tienes fatiga, tus pensamientos pueden volverse distorsionados y negativos, lo cual directamente impacta tu estado de ánimo.


Evita estimulantes

Por más agradable que sea una taza de café o una copa de vino, trata de evitar estimulantes como cafeína y alcohol, pues sólo exacerban los sentimientos de ansiedad y depresión. Para ayudar los cambios de humor, te recomiendo enfocarte en el equilibrio, nutrición y tranquilidad.

Come frecuentemente

Si alguna vez has tenido hambre, sabes qué tan importante es mantenerse lleno para controlar emociones y sentimientos. Sin embargo, muchos nos saltamos la comida por el trabajo u otras demandas.

Y si pasas mucho tiempo sin comer, los niveles de azúcar bajan. Entre los síntomas de la baja de azúcar, destacan: cambios de humor, antojos y más.

Toma agua

Mantenerte hidratada es tan importante como alimentarte. De hecho, incluso una deshidratación media, puedes experimentar cambios de humor y fatiga. Lo ideal es tomar 2 litros de agua, pero eso depende de tu peso, edad y género.

Haz ejercicio

El ejercicio incorporado como parte de tu rutina diaria puede hacer mucho por ti y por tu salud mental. Esto siempre será bueno porque promueve químicos en el cerebro que te ayudan a relajarte. Y no es lo más agradable del mundo, pero todo tu cuerpo se verá beneficiado.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Más de Silvia Sánchez

Lo que debes saber sobre los ácaros

Conoce mas sobre estos pequeños bichos
Leer más