Trucos para mejorar tu estamina


Ya sea que lleves haciendo ejercicio toda la vida o apenas empezaste a correr por las mañanas, lo más seguro es que quieras mejorar tu estamina y condición física. Y aunque no te tomas el ejercicio muy en serio, hay varios trucos que puedes aprovechar para mejorar tu resistencia.

Ver más: Aduéñate de un cuerpo de corredora ¡sin correr!

Puede ser frustrante ser la única que no llega a la meta o tener que hacer la misma distancia, pero no mejorar en ningún aspecto. ¿Y entonces?

Toma suficiente agua

No olvides tomar suficiente agua antes de hacer ejercicio. Una mala hidratación puede tener un mal impacto en numerosos sistemas de tu cuerpo. La falta de fluidos podría alentarte mientras corres o forzarte a detenerte antes de tiempo. Asegúrate de tomar suficiente agua un día antes de hacer un entrenamiento extremo… y no olvides hidratarte durante la sesión de ejercicio.

Gasolina

Si no comes los suficientes nutrientes antes de hacer ejercicio, te quedarás sin energía rápidamente. Sin embargo, tampoco te conviene comer demasiado, pues podrías tener problemas gastrointestinales. Lo ideal es consumir 500 calorías 2 horas antes del entrenamiento, especialmente proteína y carbohidratos.


Hazlo con tus amigos

Hay investigaciones que sugieren que estar en la presencia de otros te permitirá tolerar los altos niveles de incomodidad y te motivará a esfozarte más y por el doble de tiempo. Si vas a realizar un entrenamiento de alta dificultad, lo ideal es hacerlo con gente que conoces.

Equípate bien

Cada entrenamiento necesita su equipo. Si vas al gym, no olvides un bra deportivo y tu botella de agua. Si vas a correr, opta por los tenis correctos. ¿Vas en bici? No olvides lentes, casco y demás protección. En conclusión, no hay nada mejor que tener el equipo correcto para sacarle provecho al ejercicio que quieras realizar.

Enfócate en tu respiración

Enfocarte en tu respiración no es algo que debas hacer en el yoga solamente… también te funciona para correr y para el gym. Cambiar la forma en que respiras durante el entrenamiento puede ayudarte a reducir el estrés, aumentar tu energía y rendimiento. Cuando el ejercicio se vuelva muy difícil, la mayoría olvida respirar e incrementa el ritmo de su respiración.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Más de Silvia Sánchez

Lo que debes saber sobre los ácaros

Conoce mas sobre estos pequeños bichos
Leer más