Cosas que incrementan tus probabilidades de divorciarte


Los divorcios son cada vez más comunes… y ya nadie quiere hacer un gran intento por hacer algo al respecto. ¿Y sabes qué? Es la verdad. Te voy a evitar la fatiga de ver las estadísticas, pero la realidad es que es más probable que te divorcies, a tener un “y vivieron felices para siempre…”

Ver más: 5 razones sorprendentes por las que fracasa un matrimonio

Por suerte, el divorcio puede ser predecible, siempre y cuando pongas atención a las situaciones que podrían arruinar su matrimonio casi en instantes.

Te enfocas mucho en tus redes sociales

Es lindo postear muchas fotos en Instagram. Pero si ésta es la basa en la que constuiste tu matrimonio… necesitarás mucha suerte. Cuando la gente se encuentra invirtiendo más tiempo y energía en sus contenidos de redes sociales, que en su pareja… tienen un problema. Ese esfuerzo debería utilizarse para la relación.

No te cuidas a ti misma

Si no te tomas el tiempo suficiente para cuidarte o consentirte, los problemas aparecerán poco a poco. Mucha gente cree que el matrimonio significa convertirse en una persona casi perfecta; alguien que casi no discute, que está dispuesta en ceder y que tiene los mismos gustos que el otro. Pero al final del día somos individuos con creencias, valores y gustos predeterminados. Si bien es cierto que podemos cambiar… no lo haremos completamente nunca.


No tener un presupuesto familiar

Los problemas de dinero juegan un rol importante en el divorcio, así que asegúrate de que estén en la misma página en términos de dinero. Una pareja necesita compartir gastos. Es un tema de responsabilidades en el hogar, y de tomar decisiones con respecto al dinero de ambos.

Enfocarse mucho en sus carreras

Aunque es perfectamente posible enfocarse en la carrera y la relación al mismo tiempo, la mayoría de las parejas tienen problemas para encontrar un equilibrio. Cuando las parejas están bajo mucha presión, los problemas poco a poco ase acumulan… hasta que inevitablemente explotan.

No pelean

Sabemos que las peleas no son lo más agradable del mundo, pero no sólo son casi inevitables, sino que pueden ser un gran desahogo. Aunque es obvio que querrás evitar situaciones abusivas y peleas todos los días, estar en una relación saludable conlleva tener discusiones saludables. Y digo, pelear no es divertido, pero los conflictos son necesarios.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Más de Silvia Sánchez

Lo que debes saber sobre los ácaros

Conoce mas sobre estos pequeños bichos
Leer más