Una relación feliz tiene sus complicaciones


Incluso las relaciones más felices llegan a ser complicadas

Ver más: Cosas que las parejas felices nunca hacen

Si tú y tu pareja tienen muchos problemas, no quiere decir que tengan fecha de expiración. Incluso las parejas más felices y perfectas pasan por baches y complicaciones que no tienen nada que ver con su compatibilidad o planes a futuro.

  • Planes a futuro: Tal vez sean perfectos el uno para el otro, pero ¿han hablado de su futuro? Porque es muy importante pensar a largo plazo si creen que pueden formalizar su relación. ¿Quieren tener hijos?, ¿ambos tienen planes parecidos? Porque, aunque no sea así, no todo está perdido: pueden llegar a un acuerdo si ambos están dispuestos a cambiar sus planes por crear otro juntos.
  • Dinero: Los problemas financieros son la razón número uno de los divorcios a nivel mundial. Aunque ames a tu pareja con todo lo que tengas, es difícil mantener una relación llena de deudas y sin la oportunidad de darse lujos de vez en cuando. Lo peor de todo es que, además de complicar su relación, también podría ser motivo de resentimiento entre ustedes.

pareja

  • Hijos: Los hijos pueden ser una bendición, pero también son una responsabilidad muy importante. Si tú y tu pareja no comparten los mismos valores (o la misma religión), tener pequeños puede convertirse en un gran desacuerdo.
  • Celos: Tal vez le guardes celos a su secretaria porque últimamente has visto que se llevan muy bien. En cambio, tal vez esos celos no tengan nada que ver con otras mujeres. ¿Le está yendo bien en el trabajo?, ¿con su familia?, ¿con sus amigos? Es completamente normal sentir celos hacia tu pareja, pero no puedes dejar que se salgan de control.
  • Familias: Si su suegra te cae súper mal, o viceversa, ¿no crees que pueda llegar a ser un problema? Y no sólo eso, ¿qué pasa si él antepone su familia en todo momento? Esto no llega a pasar en la mayoría de los casos, pero es importante tenerlo en cuenta.
  • Trabajo: Aunque sepas que tu galán necesite trabajar para sobrevivir, puede llegar a ser muy frustrante que pase más tiempo pensando en su trabajo que en ti. Es entendible hasta cierto punto, pero a veces uno no puede acomodarse a las jornadas laborales y a una relación comprometida al mismo tiempo.

Foto: Archivo Eme de Mujer


Más de Silvia Sánchez

Lo que debes saber sobre los ácaros

Conoce mas sobre estos pequeños bichos
Leer más